Miedo a iniciar

¿Tienes miedo a iniciar? Es común sentir incertidumbre al momento de querer cambiar o comenzar algún proyecto. Sin embargo, debemos superar cada reto para alcanzar nuestros objetivos. Dejando a un lado la paralización y aventurándonos a cosas nuevas que nos llevarán a la meta. 

Pasos para superar el miedo a iniciar algún proyecto

Superar un miedo es un proceso difícil, pero el primer paso es aceptar lo que sentimos y establecer una estrategia para el camino.

Haz algo que te apasione

Un proyecto requiere tiempo y dedicación, por ende, es recomendable esforzarse en algo que te entusiasme y apasione. De este modo, tendrás la iniciativa y la constancia para lograrlo.

Cambia los “no puedo” por pensamientos positivos

El ser humano es el principal saboteador de sus proyectos. Por ello, es importante ser consciente de los pensamientos limitantes que tenemos. 

Además, es necesario quitar el “no puedo”, “no soy suficiente”, “otro lo puede hacer mejor” y reemplazarlos por “si puedo”, “soy suficiente”, “soy capaz”, entre otros.

Evalúa la viabilidad de tu emprendimiento

El miedo a iniciar muchas veces surge del desconocimiento. En consecuencia, es ideal investigar su rentabilidad y posible éxito. 

A través de las redes sociales y páginas web puedes encontrar emprendimientos parecidos que te orienten.

Mantén la constancia

La clave de cualquier proyecto es ser constante. Ir paso a paso es imprescindible para llegar a la meta final. 

¿Cómo puedo evitar el miedo a iniciar? Implementa estas 7 estrategias

El miedo es un mecanismo de defensa que se manifiesta al sentirnos en peligro. Su función es la de mantenernos vivos. En este sentido, al pensar que corremos un gran riesgo, aparecerá. 

Para manejarlo de forma óptima, recuerda:

  1. Trabajar en tu autoconcepto: reflexiona sobre tus capacidades y libérate de tus inseguridades.
  2. Sé positivo: la realidad siempre será interpretada acorde a nuestros pensamientos y forma de ser. Si incluyes un filtro más positivo en tu manera de ver las cosas, verás soluciones más efectivas ante los obstáculos.
  3. Refuerza tu autoestima: sabotearse es común, pero si fortaleces tu autovaloración tendrás mayor seguridad en el proceso.
  4. Reconoce tus miedos: suprimir nuestras emociones ante estas situaciones empeora tu preocupación. Te aconsejo reconocer lo que vives y experimentas para soltar todo el estrés y ansiedad.
  5. Conversar: al reconocerlo, puedes hablarlo y recibir apoyo de tus colegas, familiares, amigos, entre otros. Igualmente, te aportará tranquilidad.
  6. No sobrepensar: al pensar excesivamente en el miedo a iniciar podemos visualizar situaciones catastróficas que no sucederán. Ante este hecho, observa lo que verdaderamente sucede en la realidad y no en tu mente.
  7. Añade en tu rutina la meditación: las técnicas de relajación te ayudarán a disminuir la activación fisiológica que produce ansiedad, estrés, miedo, entre otros. ¡Respira!

“A nada en la vida se le debe temer. Solo se le debe comprender” -Marie Curie-

También te puede interesar: Inteligencia emocional: la clave del éxito para la gestión de equipos