Como ser un lider

Un líder debe ser visto como la persona capaz de incentivar y motivar a un grupo de personas. Siendo capaz de influir en el comportamiento de su equipo para realizar o lograr los objetivos propuestos, consiguiendo un bien común. 

Tiene como propósito orientar, movilizar, concientizar y generar confianza. Además, fortalecer el trabajo en equipo, ofrecer los refuerzos requeridos y aumentar el potencial y habilidades de cada persona que esté bajo su cargo. 

Tipos de líderes

A través de los méritos y actitud individual una persona puede convertirse en líder. Aunque, su elección puede ser espontánea o impuesta por alguna organización, votación o ley. 

Si bien, su función es la de incentivar constantemente, la forma de lograr los objetivos son diferentes. 

  • Líder autoritario: es el más limitante por ser considerado autocrático, estableciéndose como el único ente competente y con derecho a la opinión y decisión.
  • Líder democrático: es el líder antagónico del autoritario. Se caracteriza por crear un espacio participativo de discusión e intercambio de ideas para el bien grupal. Su objetivo es delegar y fomentar el crecimiento de las habilidades de cada miembro.
  • Líder carismático: su manera de proceder es empatizando genuinamente con las personas, dirigiendo las actividades hacia la adaptabilidad y el entusiasmo.
  • Líder laissez-faire: es un término de origen francés que significa “dejar pasar” o “dejarlo ser”. En este sentido, hace referencia a un líder que no participa en las actividades o gestión de su equipo. Interviniendo solo cuando es necesario.

Consejos prácticos para mejorar tu liderazgo

Ser un líder no es sinónimo de ser un buen líder. Para ello, debes desarrollar cualidades que permitan una buena sinergia empresarial. 

  • Escucha a tu equipo de trabajo: es importante estar abierto a las nuevas ideas y críticas constructivas para estar en constante mejoramiento.
  • Comunícate asertivamente: expresa clara y brevemente los objetivos que se deben cumplir y la forma de proceder.
  • Sé un ejemplo: actúa y esfuérzate de la misma manera en que deseas lo haga tu equipo. Conviértete en la persona que admiran.
  • Identifica tus fortalezas y debilidades: un rasgo esencial en el liderazgo es reconocer cuando puedes aportar y cuando necesitas ayuda. De este modo, se podrán alcanzar las metas con éxito.
  • Interfiere solo cuando sea necesario: confía en las habilidades de tu equipo y manifiesta tus inquietudes o posibles mejoras en caso de ser únicamente necesario. Siendo óptimo que cada miembro desarrolle la habilidad de tomar decisiones y solucionar posibles errores cuando no estés.
  • Mantente en constante aprendizaje: las empresas están en constante cambio y debemos estar preparados para las nuevas tecnologías, métodos y gestiones.

Mejora cada día para llegar a ser el líder que deseaste tener en algún momento de tu vida.

También te puede interesar: Los 5 pasos más importantes para delegar como un experto en CEO