¿Sabías que el 48% de las empresas está aplicando el teletrabajo por la crisis?

Internet ha sido una revolución que cada vez avanza más, y el teletrabajo es parte de su evolución natural. La flexibilidad de los horarios, los ahorros de transporte y la tecnología han acelerado su implantación

Cada vez son más los que optan por el teletrabajo, por decisión o por obligación, y cada vez más empresas descubren sus posibles ventajas, porque hay tareas que se pueden realizar a distancia y así, ese puesto dedicarlo a otras personas o desprenderse del espacio físico.

Los principales recomendaciones para llevarse a cabo de una manera eficiente son:

  • Organizar el entorno de trabajo

Dedica un lugar específico de tu hogar, organizalo de manera que te ayude a diferenciar el entorno laboral del entorno doméstico. Selecciona el lugar que más te guste y te sientas cómodo, limpia muy bien y armonizalo como si fuera la oficina. La mente tiene poder.

  • Planificar los objetivos por semana y día

En casa no hay ninguna supervisión directa ni un entorno que nos marque los ritmos y es fácil que perdamos el foco. Gracias a la flexibilidad que nos da el teletrabajo, podemos elegir el momento del día en el que somos más productivos y aprovechar así al máximo nuestras horas de trabajo. Define bloques de trabajo y dedícalos a tareas específicas.

  • Comunicación con los Compañeros y Colaboradores

Aunque no los veamos a diario, hay muchas maneras de tener una relación fluida con las personas que nos relacionamos profesionalmente. Programa las llamadas con el equipo de trabajo para organizar y asignar las tareas de manera colaborativa y discutir los próximos pendientes. Empatiza al inicio de las reuniones, genera un clima sano donde poder compartir.

Por último y no menos importante …

  • Cuidar la salud

Hacer pausas entre los horarios para caminar por los espacios de su casa, y realizar algún ejercicio de circulación es fundamental. Por otro lado, no olvides hidratarte y comer algún snack saludable antes de las comidas programadas. Presta atención a tu cuerpo y la postura que tomas. Las contracturas pueden aparecer si estamos mucho rato en la misma posición. Igualmente, tómate unos minutos para estirar y respirar, así podrás continuar de nuevo con energías renovadas.

La clave está en la forma de organizarse y en usar las estrategias adecuadamente.

Cuéntame tu experiencia. ¿Qué harías diferente para mejorar tu situación actual?